Preguntas Frecuentes

Suelo pélvico, ¿cómo proteger y fortalecer?

Suelo pélvico tonificado y firme - Aluz - Fotolia

Si, hoy le ha llegado el turno a ese gran desconocido para much@s, hablaremos y daremos la importancia que merece a el “Suelo Pélvico” 😉

Aunque no sea algo que se comente con frecuencia, todos deberíamos saber que tanto los hombres como las mujeres sufren las consecuencias de las disfunciones del suelo pélvico.

Nuestro objetivo de hoy, es que al acabar de leer este artículo además de fortalecer los biceps o los gemelos, aprendas y recuerdes cómo proteger, fortalecer o reeducar, para que así puedas evitar, saber detectar y ejercitar tu suelo pélvico.  😉

“No pienso ponerme modo wikipedia” así que no temáis. 😀 ¡Empecemos!

¿Qué es el Suelo Pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y tejidos que actúan como una hamaca, ofreciendo soporte a los órganos pélvicos: útero, vejiga, uretra y recto.

suelo pélvico imagen demostración

Los músculos del suelo pélvico ayudan a la estabilidad y el equilibrio de la pelvis y la columna lumbar, por eso cuando se debilita o sufre alguna lesión pueden aparecer, entre otros, problemas de incontinencia urinaria, dolor pélvico o dolor durante las relaciones sexuales.

Trastornos del suelo pélvico

Los factores que suelen contribuir a la aparición de trastornos son los siguientes

  • Tener un bebé
  • Ser obesa
  • Someterse a una histerectomía (extirpación del útero)
  • Envejecimiento
  • Realizar con frecuencia actividades que aumenta la presión en el abdomen como levantar objetos pesados.

Síntomas y tipos de trastornos del suelo pélvico

Todos los trastornos del suelo pélvico son hernias en las que los órganos sobresalen de manera anómala porque se ha debilitado el tejido.

Los síntomas más frecuentes es la sensación de pesadez o presión en la zona de la vagina, como si el útero, la vejiga o el recto se estuvieran desprendiendo.

Suelen aparecer cuando se está en posición vertical, se hace presión o se tose y suele desaparecer al tumbarse o relajarse. A veces influye en el coito de manera negativa, debido a que el placer se transforma en dolor.

Tipos de trastornos y causas

Lo veremos por encima, de forma breve, para así saber algo de ellas 😉

  • Rectocele

Debilitamiento de la pared muscular del recto y del tejido que se encuentra a su alrededor.

  • Enterocele

Debilitamiento del tejido y de los ligamentos que sostienen el útero o la vagina.

  • Cistocele y cistouretrocele

Debilitamiento del tejido conjuntivo y las estructuras que sirven de soporte alrededor de la vejiga.

La aparición simultanea de un uretrocelo y un cistocele se denomina cistouretrocele, con cualquiera de estos trastornos se puede tener incontinencia.

  • Prolapso del útero

Debilitamiento  del tejido conjuntivo y de los ligamentos que sirven de soporte al útero.

  • Prolapso de vagina

Trastorno presente en un cistocele o en un rectocele y que suele ocasionar frecuente necesidad de orinar.

¿Cómo vamos a evitar que algo así nos ocurra?

La respuesta es simple, ¡¡con ejercicios! Pero antes de detallar la lista, sólo por haber llegado hasta aquí te compensare con un vídeo para cambiar de tercio.

Sabemos que lo de hacer ejercicio no es algo que apasione a todos y como no podía ser de otra forma, en ellos, también hemos pensado 😀

Los ViajerosInquietos de No Sólo Tendencias que son unos máquinas en facilitar la vida a los demás avisando de toda la innovación que nos queda por ver y disfrutar, te cuentan todo lo que necesitas saber sobre este dispositivo en el siguiente enlace, que aprovecharemos para presentar el vídeo:

¡Haz los ejercicios Kegel, y él te dará placer!  

Do the kegel exercises and he will give you… por nosolotendencias

No está nada mal, ¿no? 😉

kGoal permitirá realizar los ejercicios de Kegel y medir resultados by @nosolotendencia Clic para tuitear

Ejercicios para tener un suelo pélvico firme

Para localizar de una manera correcta estos músculos realiza las siguientes pruebas:

  1. Aprieta fuerte como si quisieras detener el flujo de la orina
  2. Aprieta fuerte como si quisieras detener el escape de un gas
  3. Ahora cierra, aprieta y sube con fuerza los dos músculos a la vez

¿Lo notas? Siii, ¡¡estas contrayendo los músculos del suelo pélvico!! 😉

suelo pélvico ejercicios

Una vez localizados, ahí van nuestros consejos:

  • Intenta mantener cada contracción durante 5-6 segundos.
  • Repite los ejercicios entre 5 y 10 veces.
  • Realizar los ejercicios unas 10 veces al día.
  • Intenta mantener un ritmo de respiración durante los ejercicios, relaja los músculos al coger aire y contráelos al sacarlo.

Al principio de cada serie de ejercicios conviene relajar la musculatura del suelo pélvico durante 3 o 4 minutos.

Cuatro fórmulas para practicar ejercicios de Kegel

  • El lento

Aprieta los músculos como si quisieras detener la orina.

Contráelos y mantenlos “arriba” mientras cuentas hasta 5 respirando suavemente.

Ahora relájalos durante 5 segundos más y repite la serie 10 veces. Intenta aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación.

Empieza por 5 segundos en cada caso hasta llegar a los 20, cuanto más tiempo consigas aguantar la contracción de los músculos , más fuertes se harán.

  • El rápido

Aprieta y relaja los músculos tan rápidamente como puedas hasta que te canses o transcurran de 2 a minutos. Empieza con 10 repeticiones cuatro veces al día hasta alcanzar las 50 repeticiones diarias.

  • El ascensor

Este ejercicio requiere cierta concentración, pero los resultados que obtendrás serán buenos así que busca lugar y momento apropiado.

Tu vagina es un tubo muscular con secciones en forma de anillo dispuestas una sobre otra:

“Imagina un edificio, con 5 plantas a las que accedes subiendo y bajando en un ascensor.”

Empieza subiendo el ascensor suavemente hasta la primera planta, aguántalo durante un segundo y sube a hasta a segunda planta y así hasta llegar a la quinta.

Para bajar aguanta un segundo en cada planta y cuando llegues abajo, intenta ir a la cochera empujando los músculos pélvicos hacia abajo durante unos segundos.

No te olvides de respirar pausadamente y de no realizar el ejercicio con ayuda de los músculos abdominales 😉

  • La onda

Algunos músculos del suelo pélvico están dispuestos en forma de 8, pero con tres anillos. Un anillo se sitúa alrededor de la uretra, otro alrededor de la vagina y el último alrededor del ano.

Contrae estos músculos de delante a atrás y relájalos de atrás a delante 😀

Usa la tecnología o si alguna vez has pensado en practicar Yoga o Pilates, ahora es el momento, te ayudará a fortalecer o reeducar 🙂

Pilates-suelo-pélvico

Ahora que ya sabes “cómo, para qué y por qué” a ¡practicar todos los días!  😀

Cuidarse para lucir abdominales está muy bien, más ahora que llegó el verano, pero cuidar de aquello que no se puede enseñar es tan importante o más que el resto del cuerpo.

Esperamos que en el próximo Simposium Gineforum cuando hablen del suelo pélvico, sea para decir que ha dejado de ser el gran olvidado

Así que me despido de todos vosotros, no sin antes recordaros:

No os olvidéis del, ahora si, “conocido suelo pélvico”, todo lo que vosotros le cuidéis hoy, él os lo devolverá en bienestar mañana. 😉

¡Hasta la próxima!

¡Compartir es demostrar interés!